Creps de espinacas sin gluten

Las espinacas son la verdura verde más versátil que conozco. Las puedes cocinar cocidas, en puré, en tortilla, en empanadillas; hasta como relleno de unos creps. La verdad es que hasta ahora no había probado a hacer unos creps con la harina que utilizo para hacer el pan de los niños. A la hora de hacerlos pensé que el preparado panificable de pan blanco (Bread Mix Classic de Natur Improver) al llevar ya impulsor incorporado daría al crep una textura más esponjosa. Y así fue. A partir de ahora me olvido por completo de la Maizena; la verdad es que la diferencia de estos creps a los que puedes hacer con harina fina de maíz es abismal. Utilicé las mimas medidas que la receta que tiene Glutoniana colgada en su blog y que espero compartir con ella. Con dos huevos salen de 4 a 5 creps.


Ingredientes: 100 g. harina Bread Mix Classic Natur Improver, 2 huevos, 1/4 litro de leche, una cucharadita de mantequilla (para la sarten). Para el relleno: 100 gramos de espinacas y queso rallado.Para la bechamel necesitaremos: 4 cucharadas de Harina Base Natur Improver, 2 cucharadas de margarina, 1 vaso de leche tibia. Lo primero será preparar la crema para los creps -tiene que reposar de 20 a 30 minutos-Mezclamos todos los ingredientes con la batidora y tapamos el recipiente con film transparente.

Mientras fermenta preparamos la bechamel para las espinacas: derretimos la margarina, agregamos la sal, incorporamos la harina y mezclamos. Una vez ligado todo le añadimos la leche y removemos hasta conseguir una crema -mejor a fuego medio-lento-. Incorporamos las espinacas. Para hacer los creps, engrasamos una sarten con margarina y extendemos una fina capa de masa.Cuando veamos que empizan a salir burbujitas en la capa superior le damos la vuelta -si  no el crep se romperá- .

Entre crep y crep, volveremos a engrasar la sarten con un poquito de  margarina -yo utilizo un pincel de silicona para extender la justa-. A continuación extendemos una pequeña cantidad de bechamel sobre el crep extendido y enrollamos. El último paso será colocarlos sobre una fuente de horno y extender el queso rallado -yo utilizo tres quesos para fundir- y lo gratinamos. También podemos comerlo sin el gratinado, pero el toque de horno y el queso da a los creps una textura crujiente.

Ya estamos pensado en una receta de creps dulces. ¡A ver que se nos ocurre!. La receta base es la misma aunque para los dulces podemos incorporar un poquito de azúcar. Para terminar, un dato importante para cocinar los creps: la sarten tiene que ser antiadherente porque la masa se queda “pegada” enseguida. Procurar utilizar la sarten más nueva que tengáis. Poco más no queda deciros: animaros con esta receta sana, equilibrada y ligera. ¡Hasta la próxima!

  1. Que ricos también con espinacas. Yo los hice el domingo (receta glutoniana) rellenos con bechamel espesa y atún. Por encima otra bechamel ligerita y queso rallado y al horno. Muy buenos.

    • El relleno de atún tb es una buena idea. La verdad es que se pueden rellenar de tantas cosas!. También hemos hecho unos en versión “dulce” con fruta de temporada. Es una sorpresa, a ver si subimos la receta un día de estos! ;D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s