Coulant de chocolate sin glúten

¡Hola a tod@s!. Hacemos un pequeño parentésis en este periodo vacacional para dejaros con una de nuestras últimas recetas. Lo cierto es que este postre me rondaba en  la cabeza desde hace tiempo pero nunca me había atrevido a prepararlo -me pasaba cuando no conocía mi intolerancia al glúten; así que después de saberlo, postres como este eran todo un reto…-. Lo cierto es que después de investigar en diferentes páginas y blogs me animé y el resultado fue más que aceptable. ¡Comenzamos!

Ingredientes:

420Gr. De chocolate para cobertura (Valor)
200Gr. De mantequilla
10        Huevos (separar yemas y claras)
180Gr. De azúcar
120Gr. De Pastry-Mix (Natur Improver)

Preparación:

Fundir la cobertura con la mantequilla, al mismo tiempo poner las claras a montar con el azucar (5min.). Montar con varillas y a mano las yemas (3min.). Una vez montada las claras y fundido el chocolate, añadimos a las claras un poco de  chocolate, las yemas y luego el resto de chocolate siempre con lengua y mezclando los ingredientes con suavidad (2min aproximadamente.).

Por ultimo agregar la harina Pastry-mix. (1min.). A continuación repartimos en flaneras untadas previamente con mantequilla y harinadas.
Se puede hornear directamente pero si no queremos hacerlos todos, se pueden congelar. Debemos precalentar el horno al máximo y bajarlo a 210º cuando metamos los coulants y sacarlos pasados 5 minutos. Dependiendo del horno la cocción variará 5 minutos más o menos. Tenemos que tener mucho cuidado con este detalle pues si excedemos el tiempo de horneado el postre se cuajara todo y, de lo contrario, si nos quedamos cortos, el coulant estará demadiado líquido. En el caso de que se cuaje, el postre sigue estando muy bueno (como si fuera un brownie) pero si queremos conseguir la textura intermedia del coulant (medio cocido medio líquido) debemos encontrar el punto exacto. Para presentar el platos podemos acompañarlo con nata montada, helado de vainilla (o nata) y espolvorearlo con azúcar glasé.

Nosotros hemos utilizado los moldes de aluminio pequeños (de un solo uso) que venden en paquetes. Resultan más cómodos de usar que los típicos de aluminio porque evitamos que al desmoldar se nos puedan romper, además de que son más pequeños (el tamaño ideal para una ración). Animaros a preparar este postre porque aunque lo parezca no es muy laborioso. Un consejo (muy, muy útil) para hacerlo más rápido es elaborar la mezcla y congelar unos cuantos; así siempre podemos tenerlos listos para comer en muy pocos mínutos. Si lo hacemos así tendremos que sacarlos del congelador antes de la comida y meterlos en el horno a la hora del postre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s