Coca de Níscalos

¡Hola a tod@s!. Hoy volvemos a comer sin gluten con una receta de invierno de lo más apetitosa. Es como una pizza -en Cataluña o Valencia lo llaman coca- de invierno ya que es bastante calórica y apetitosa porque es de esas que abren el apetito a cualquiera. Nosotros ya nos hemos acostumbrado a llamarlo coca porque cuando estuvimos en Valencia probamos unas cuantas -caseras y sin gluten- y nos encantaron. ¡Vamos allá!

Ingredientes:

Para la masa necesitaremos:

  • 500 gr de harina sin gluten (yo Harina Base Natur Improver)
  • 15 gr de levadura fresca (yo utilice Levital)
  • aceite de oliva
  • sal

 

Para cubrir la coca:

  • níscalos (así los llaman en Castilla, en Valencia robellons)
  • morcilla
  • salchica blanca
  • salchicha roja
  • panceta

 

Preparamos la masa como es habitual, la dejamos reposar 30 minutos, la extendemos y la volvemos a dejar reposar otra media hora. Nosotros la colocamos siempre tapada y cerca de una fuente de calor -el horno a temperatura mínima también es bastante socorrido- para que fermente. Después la extendemos, la pinchamos con un tenedor repetidas veces y la metemos al horno de 5-10 minutos a 200º. A continuación formamos un borde y cubrimos con los ingredientes previamente pasados por la plancha. Volvemos a hornear de 20-30 minutos.

A la hora de servir lo hacemos como si fuera una pizza pero con la diferencia de que los comensales elegirán las viandas que quieran comerse. En resumidas cuentas, cada uno tendrá su trozo de coca en el plato y elegirá sus manjares favoritos: al que le guste la longaniza atacará este ingrediente y al que no le guste la morcilla, como es mi caso, la ignorará y se la dejará al de al lado. Esta manera de comer nos resultó muy divertida y agradecida.

En las zonas en las que se prepara este plato es muy típico hacerlo en época de níscalos -preferentemente en invierno y épocas de lluvia-. Los aficionados a recoger estos hongos se vuelven locos por ellos sorteando los montes y guardando en secreto las zonas en las que más proliferan para que otros no los encuentren, vamos, toda una hazaña para unos y un tesoro para los otros. En cualquier caso, si podemos disponer de ellos este es uno de los platos más ricos que podemos hacer con ellos. Y ahora…¡a disfrutarla!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s