Coca de Níscalos

¡Hola a tod@s!. Hoy volvemos a comer sin gluten con una receta de invierno de lo más apetitosa. Es como una pizza -en Cataluña o Valencia lo llaman coca- de invierno ya que es bastante calórica y apetitosa porque es de esas que abren el apetito a cualquiera. Nosotros ya nos hemos acostumbrado a llamarlo coca porque cuando estuvimos en Valencia probamos unas cuantas -caseras y sin gluten- y nos encantaron. ¡Vamos allá!

Ingredientes:

Para la masa necesitaremos:

  • 500 gr de harina sin gluten (yo Harina Base Natur Improver)
  • 15 gr de levadura fresca (yo utilice Levital)
  • aceite de oliva
  • sal

 

Para cubrir la coca:

  • níscalos (así los llaman en Castilla, en Valencia robellons)
  • morcilla
  • salchica blanca
  • salchicha roja
  • panceta

 

Preparamos la masa como es habitual, la dejamos reposar 30 minutos, la extendemos y la volvemos a dejar reposar otra media hora. Nosotros la colocamos siempre tapada y cerca de una fuente de calor -el horno a temperatura mínima también es bastante socorrido- para que fermente. Después la extendemos, la pinchamos con un tenedor repetidas veces y la metemos al horno de 5-10 minutos a 200º. A continuación formamos un borde y cubrimos con los ingredientes previamente pasados por la plancha. Volvemos a hornear de 20-30 minutos.

A la hora de servir lo hacemos como si fuera una pizza pero con la diferencia de que los comensales elegirán las viandas que quieran comerse. En resumidas cuentas, cada uno tendrá su trozo de coca en el plato y elegirá sus manjares favoritos: al que le guste la longaniza atacará este ingrediente y al que no le guste la morcilla, como es mi caso, la ignorará y se la dejará al de al lado. Esta manera de comer nos resultó muy divertida y agradecida.

En las zonas en las que se prepara este plato es muy típico hacerlo en época de níscalos -preferentemente en invierno y épocas de lluvia-. Los aficionados a recoger estos hongos se vuelven locos por ellos sorteando los montes y guardando en secreto las zonas en las que más proliferan para que otros no los encuentren, vamos, toda una hazaña para unos y un tesoro para los otros. En cualquier caso, si podemos disponer de ellos este es uno de los platos más ricos que podemos hacer con ellos. Y ahora…¡a disfrutarla!.

Pastel de atún con vegetales sin gluten

Hoy volvemos a comer sin gluten -¿qué otro remedio nos queda?- con una receta de lo más improvisada aunque sana, completa y muy equilibrada ya que en un solo plato condensamos proteínas, hidratos de carbono, fibra y vitaminas. La elaboración es muy sencilla, solo hay que mezclar los ingredientes y al horno, como si hicieramos un bizcocho pero en este caso salado.


 

Ingredientes:

  • 150 harina sin glúten (yo Bread Mix Classic Naturimprover)
  • 4 huevos medianos
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 calabacin
  • 1 tomate mediano
  • tiras de bacon
  • 20 aceitunas negras sin hueso
  • 3 latas pequeñas de atún en aceite de oliva
  • 3 cucharadas soperas de tomate frito sin glúten
  • 1 copita de leche evaporada (o leche común)
  • sal

 

Empezamos mezclando los huevos con la leche evaporada y la harina. Una vez ha homogeineizado, agregamos el resto de ingredientes: cebolla, calabacin y tomate (rehogados previamente en la sarten) y lo que nos queda: el atún, bacon, aceitunas y el tomate frito. Mezclamos todo bien y vertemos en un recipiente mediano que anteriormente habremos engrasado y enharinado. El horno lo habremos precalentado a 200º. El tiempo de cocción es aproximadamente de 20 minutos.

En cuanto  a los vegetales, podemos hacerlo con todos los que nos apetezcan: espárragos trigueros, pimiento tricolor (rojo, verde y amarillo), zanahorias, puerros, en definitiva, todo lo que se os ocurra incluso con unas espinacas, solo tenéis que echarle un poco de  imaginación. Se trata de una receta muy versátil que puede elaborarse con los ingredientes al gusto de cada uno: con carne, con pescado, vegetal y un largo etc.

Si utilizais una harina común -que no sea un preparado- deberéis incorporar a la mezcla dos cucharaditas rasas de impulsor -o de levadura si lo hacéis con harina tradicional-. Por lo demás, como podréis comprobar -cuando os pongais con las manos a la masa- es un plato ideal para esos días de lluvia o mucho frio en los que no tenemos que salir de casa o como plato de emergencia. Los ingredientes solemos tenerlos en casa (la leche evaporada es opcional), son muy básicos y suele ser una receta que gusta a mayores y pequeños.

¡Bon apetit!

Bizcocho mármol de trufa sin gluten

¡Hoy volvemos a comer sin glúten!

y lo hacemos con un delicioso bizcocho bicolor original y muy sencillo de elaborar, tomad buena nota:

Ingredientes:

  • 500gr de preparado bizcocho sin gluten (yo usé Pastry Mix de Natur Improver)
  • 4  huevos
  • 50 gr de trufa ( yo use Trufa Mix de Natur Improver)
  • azúcar glasé para decoración

 

Primero mezclamos con unas varillas o batidora, el Pastry Mix con los 4 huevos. Una vez lo tengamos bien mezclado, vertemos casi toda la masa en el recicipiente que vayamos a usar para hornear, reservando algo menos de la mitad de la masa. A continuación agregamos a esa masa que nos quedó  los 50 gr de Trufa Mix -esa cantidad la podemos variar dependiendo si queremos un sabor mas o menos intenso- y lo mezclamos bien con unas varillas o una espatula de mano -no hace falta batidora-. Seguidamente vertemos la mezcla con la trufa justo por la mitad de la primera -así conseguimos el efecto mármol/dos colores-. Horneamos 20/30 minutos a 180º.

Ensaimadas sin gluten

¡Hoy volvemos a comer sin glúten!
Y lo hacemos con…unas buenas ensaimadas caseras sin glúten, por supuesto. El procedimiento es similar al de hacer pan, con su amasado y su reposo.Para hacerlas necesitaremos:

 

Ingredientes:

  • 500 gr de preparado harina panificable sin glúten (yo usé Bread Mix Classic Naturimprover)
  • 4 cucharadas colmadas de manteca de cerdo
  • 2 huevos
  • leche (la que admita)
  • 2 cucharadas de azúcar (puede incorporarse vainilla en polvo)
  • azúcar glassé (yo usé Naturimprover)

 

Mezclamos el preparado de harina sin glúten con los huevos, la leche, el azúcar y la manteca previamente derretida. A continuación dejamos reposar la masa de 20 a 30 minutos tapado con un paño y a poder ser cerca de una fuente de calor. Después, si es necesario, incorporamos un poco más de harina hasta que la masa sea manejable; extendemos con un rodillo y enrrollamos la masa. Nos queda cortar la masa en porciones para formar las ensaimadas, volver a dejar reposar otros 20 minutos ya en la bandeja donde vayamos a hornearlas a 190º. El horno, el tiempo y su potencia, como siempre, dependerá del que tengamos cada uno así que tendremos que estar atentos.

El último paso, antes de meterlas en el horno, será untarlas con la mezcla de margarina y azúcar. Las ensaimadas estarán listas en 15 o 20 minutos. Debemos intentar que no se doren ya que luego endurecen antes. Decoramos con azúcar glassé y listas.

Panini sin gluten

Una vez más…volvemos a comer sin gluten. ¿Cúantas veces empezamos a dar vueltas por la cocina pensando en qué comer, cenar o merendar?. Una de las cosas que siempre solemos tener es pan sobre todo ahora que las marcas que fabrican pan sin gluten fabrican cada vez más panes envasados que se conservan sin tener que congelarlos. Así que, aprovechando las ventajas de señores productores de pan…..me dispuse a hacer una rica receta italiana: Paninis sin gluten. Las combinaciones pueden ser muchas pero en mi caso, tras unos días fuera de casa, estos fueron los que me encontré en el frigorífico:

Ingredientes:

  • 1 pan sin gluten de 100 gr (yo MyPan Naturimprover)
  • 1 loncha de bacon
  • 1 loncha de jamón serrano
  • 50 gr de mozzarella
  • 1 lata de atún
  • tomate frito
  • orégano

 

Abrimos el pan sin gluten con un cuchillo de sierra con cuidado de que no se rompa. Untamos las mitades con el tomate frito -mezclado previamente con el orégano), agregamos la mozzarella y a continuación colocamos el atún y el bacon en una de las mitades y el jamón serrano en la otra. Como toque final podemos poner un poquito de queso rallado por encima. Los horneamos con el grill alrededor de 10 minutos y listos para comer. Como podréis comprobar, receta fácil, rica y rápida sobre todo para los más jóvenes.

TRUFAS SIN GLUTEN

Hoy va de….Trufas!. Está bien, lo admitimos…la verdad es que últimamente con estos de los preparados no nos complicamos mucho la vida pero es que entre el trabajo que te quitan, el tiempo que ganas, lo buenos que salen los postres y la seguridad que te dan, ¿Quién se complica la vida?. Como suele pasar con estos preparados, son facilísimos de preparar. ¡Arrancamos!

Ingredientes:

  • Preparado Trufa (Natur Improver)…………………………200 g
  • Nata líquida………………………………………………………..500ml
  • Azúcar opcional…………………………………………………….50 g
  • Fideos de chocolate sin gluten (Hacendado)
  • Obleas

 

Preparación: mezclamos con las varillas el preparado de trufa sin gluten, con la nata y el azúcar hasta conseguir que se monte.

Como queríamos conseguir las típicas trufas de pastelería, pusimos más concentración de trufa que la indicada por el fabricante para hacer una trufa de relleno -que es lo que viene en las instrucciones-. De esta manera la mezcla quedará más dura para así poder formar las bolas con las manos.

Una vez formadas las bolitas luego les daremos nuestro toque de gracia con los fideos decorativos. Lo último antes de su consumo será dejarlas en el frigorífico como mínimo una hora. Las trufas son ideales para acompañar el café y sorprender a vuestros invitados, así que prepararos para ser los mejores anfitriones.

BUÑUELOS SIN GLUTEN

Ahora que parece que el calor el verano nos abandona y apetecen cosas calentitas no hay nada como unos buenos buñuelos con chocolate sin gluten tipicos de la zona de Valencia, usando el mismo preparados de churros sin gluten  que tan buen resultado nos da. ¡Vamos con ello!:

Ingredientes:

para la masa:

  • Preparado churros mix sin gluten (natur Improver)……… 500gr
  • agua tibia……………………………………………………………….. 800ml a 1 litro (segun queramos de liquida la masa)

Chocolate sin gluten:

  • Taza mix de Natur Improver…….. 200gr
  • agua o leche…………………………… 1 litro

 

Mezclamos el preparado de churros sin gluten con el agua hasta que este  bien mezclado.  La masa al llevar el doble de agua que para los churros quedará líquida; así se puede poner con una jarrita en la buñuelera.

Dejamos el buñuelo sumergido con la buñuelera unos segundos hasta que este flote en  la superficie. Repetiremos la operación con los siguientes.

Una vez estén dorados los buñuelos sin gluten, los sacamos, espolvoreamos un poco de azúcar o bien los dejamos tal cual directamente y a disfrutar de un buen desayuno o merienda 🙂

El preparado de chocolate es muy sencillo de preparar: cuando el agua o leche este a punto de hervir se le añade el chocolate sin gluten y se remueve hasta que espese.

¡Buen provecho y animaros que es muy facil hacer las cosas en casa y siempre ahorraremos algun dinerito!

Empanadillas de atún y tomate sin glúten

¡Hola a tod@s!. Ahora que parece llega el invierno y nos apetece cada vez más quedarnos en la cocina al calor de los fogones, volvemos con nuevas recetas aptas para todos. Pues bien, en uno de nuestros últimos experimentos culinarios decidimos atrevernos con las empanadillas al horno por varias razones: no las comía desde que me diagnosticaron la celiaquia; habíamos probado algunas envasadas o congeladas y, después de la pésima experiencia, decidí no volver a llenar la cesta de la compra con ellas. Entre tanto y tanto, unos amigos nos pasaron una receta de empanadillas al horno (más ligeras que fritas) y decimos adaptarlo con lo que buenamente podemos comer. ¡Vamos con ellas!.

Ingredientes:

Para la masa

  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 2 vasos de gaseosa
  • una cucharadita de margarina
  • harina sin gluten  (la que admita, nosotros Harina Base Natur Improver)

 

El procedimiento de la masa es el habitual: mezclamos la harina sin gluten (harina base Natur Improver) con el aceite. Cuando estos dos ingredientes estén en una masa más o menos homogénea le incorporamos la gaseosa y el tulipan (derretido). Si vemos que la masa está líquida o tiene poca consistencia, le agregaremos más harina: la mezcla que resulta es similar a la masa para hacer pan quizás algo más moldeable. Con los anteriores ingredientes obtendremos unas 20 empanadillas sin gluten aunque el número dependerá del tamaño que le demos a cada unidad; nosotros hicimos piezas de unos 7 cm de largo, el tamaño ideal para el almuerzo a media mañana o para merendar.

La masa no tiene que reposar ni crecer, por eso no lleva levadura y no es aconsejable utilizar harinas que la lleven incorporada porque una vez en el horno éstas se abrirían. Es solo un consejo, o más bien una advertencia ya que en los preparados harinosos sin glúten es más que probable encontrarse con levaduras. por eso utilizamos esta harina base sin gluten de Natur Improver. ¡Vamos con el relleno!

Relleno:

  • 6 latas medianas de atún
  • 2 tomates maduros grandes o tres medianos
  • 3 huevos duros
  • 1 cebolla
  • 1 lata mediana de tomate triturado
  • piñones
  • sal
  • aceite de oliva

 

El sofrito será el habitual: con el aceite bien caliente pochamos la cebolla, agregamos el tomate troceado pequeño, el atún, los huevos, los piñones y por último el tomate triturado. Cuando la mezcla esté fría rellenamos las empanadillas, las cerramos prensando los bordes con ayuda de un tenedor y las untamos de huevo batido con un pincel de silicona. Cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal y horneamos a 200º durante apróximadamente 15-20 minutos. Otra opción es sustituir el tomate y la cebolla por espinacas cocidas previamente y agregar solo la clara del huevo cocido, rellenarlas de pisto y varias fórmulas más.

¡BON APETIT!

Coulant de chocolate sin glúten

¡Hola a tod@s!. Hacemos un pequeño parentésis en este periodo vacacional para dejaros con una de nuestras últimas recetas. Lo cierto es que este postre me rondaba en  la cabeza desde hace tiempo pero nunca me había atrevido a prepararlo -me pasaba cuando no conocía mi intolerancia al glúten; así que después de saberlo, postres como este eran todo un reto…-. Lo cierto es que después de investigar en diferentes páginas y blogs me animé y el resultado fue más que aceptable. ¡Comenzamos!

Ingredientes:

420Gr. De chocolate para cobertura (Valor)
200Gr. De mantequilla
10        Huevos (separar yemas y claras)
180Gr. De azúcar
120Gr. De Pastry-Mix (Natur Improver)

Preparación:

Fundir la cobertura con la mantequilla, al mismo tiempo poner las claras a montar con el azucar (5min.). Montar con varillas y a mano las yemas (3min.). Una vez montada las claras y fundido el chocolate, añadimos a las claras un poco de  chocolate, las yemas y luego el resto de chocolate siempre con lengua y mezclando los ingredientes con suavidad (2min aproximadamente.).

Por ultimo agregar la harina Pastry-mix. (1min.). A continuación repartimos en flaneras untadas previamente con mantequilla y harinadas.
Se puede hornear directamente pero si no queremos hacerlos todos, se pueden congelar. Debemos precalentar el horno al máximo y bajarlo a 210º cuando metamos los coulants y sacarlos pasados 5 minutos. Dependiendo del horno la cocción variará 5 minutos más o menos. Tenemos que tener mucho cuidado con este detalle pues si excedemos el tiempo de horneado el postre se cuajara todo y, de lo contrario, si nos quedamos cortos, el coulant estará demadiado líquido. En el caso de que se cuaje, el postre sigue estando muy bueno (como si fuera un brownie) pero si queremos conseguir la textura intermedia del coulant (medio cocido medio líquido) debemos encontrar el punto exacto. Para presentar el platos podemos acompañarlo con nata montada, helado de vainilla (o nata) y espolvorearlo con azúcar glasé.

Nosotros hemos utilizado los moldes de aluminio pequeños (de un solo uso) que venden en paquetes. Resultan más cómodos de usar que los típicos de aluminio porque evitamos que al desmoldar se nos puedan romper, además de que son más pequeños (el tamaño ideal para una ración). Animaros a preparar este postre porque aunque lo parezca no es muy laborioso. Un consejo (muy, muy útil) para hacerlo más rápido es elaborar la mezcla y congelar unos cuantos; así siempre podemos tenerlos listos para comer en muy pocos mínutos. Si lo hacemos así tendremos que sacarlos del congelador antes de la comida y meterlos en el horno a la hora del postre.


Cocas de Dacsa sin glúten

Saludos a tod@s!. Espero que muchos de vosotros estéis aprovechando las vacaciones para experimentar en la cocina y probar cosas nuevas -sobre todo los que disponéis de poco tiempo para hacerlo-. Nosotros seguimos con nuestra obsesión en la cocina: preparar cualquier plato apto para casi todos ya sean tradicionales o de vanguardia.

En mitad de una conversación con nuestra tía Carmen recordamos una receta que nos preparo hace unos años -cuando aún no conocíamos mi intolerancia al glúten-. Hablando del calor, de las pocas ganas que hay de meterse en la cocina a preparar platos calientes, se nos encendió la bombilla: Cocas de Dacsa (en valenciano Coques de Dacsa).

Se trata de un plato tradicional de algunos pueblos de la provincia de Valencia -zona en la que vivió varios años antes de volver a Vigo- muy apetecible en cualquier época del año y en especial en verano. Nosotros nos hemos limitado a cambiar la harina -como siempre- y no nos han quedado nada mal; además, al comerse como si fuera un crep o bocadillo a los niños les han encantado.

Ingredientes para la masa:

1 vaso de agua tibia

2 cucharadas de aceite

una pizca de sal

una puntita de impulsor (Natur Improver)

media cucharadita (café) de bicarbonato

Harina base (Natur Improver) la que admita

 

 

Ingredientes para el relleno:

Huevos duros rallados

pepinillos, aceitunas verdes sin hueso, anchoas

atún

queso fresco y miel

 

El procedimiento es muy sencillo: preparamos la masa con el método tradicional -como si fuéramos a hacer pan- y la dejamos reposar 30 minutos. Repartimos la masa en porciones que amasaremos y daremos forma de tortita -con un tamaño similar a las tortitas hojaldradas de anís-. Con un tenedor las pincharemos para que que no se formen pompas. Se fríen en aceite de oliva y se dejan reposar en papel absorvente. Una vez frías ya estarán listas para comer: las rellenamos con los ingredientes que queramos, enrrollamos y a comer. ¡Que las disfrutéis!.